Buscar este blog

lunes, 13 de mayo de 2013

Se descubren pinturas rupestres en la Cueva de Askondo

                                          Excavaciones en la cueva de Askondo
 
Las pinturas y grabados rupestres localizados en la cueva de Askondo,  Mañaria (Bizkaia), fueron creadas hace unos 23.800 años, dato que se ha conocido gracias al estudio que ha hecho público la Diputación Foral.
Bajo una cantera, esta cavidad era conocida desde hace décadas, y de hecho, en los años 70, tras publicarse el hallazgo de restos óseos en ella, sufrió un continuado expolio por parte de grupos de jóvenes que, no contento con llevarse parte del patrimonio arqueológico, hicieron hasta grafitis en las paredes de la cueva. Entre estos daños y los producidos por la actividad de la cantera, la cueva se catalogó en 1982 como un yacimiento destruido a efectos arqueológicos, hasta que en 2011, un equipo que volvió a estudiar las cuevas vizcaínas descubrió en ella unas pinturas y grabados.
Desde entonces los científicos han documentado la cueva, en la que han identificado, hasta ahora, 38 figuras, mayoritariamente pintadas en rojo, en la que destacan una decena de caballos y una mano humana.
Dichos caballos pueden llegar a medir 1,70 metros.
Los arqueólogos también excavaron en varias zonas de la cueva, la cual fue utilizada por grupos humanosdurante sesenta mil años, los cuales, tuvieron que convivir con especímenes de osos. Se han recuperado 5.839 restos de fauna, la mayoría de osos de las cavernas, y numerosos restos de la actividad humana, desde que los neardentales visitaron esporádicamente la cavidad hace sesenta mil años y dejaron algunas herramientas de piedra hasta que hace 3.300 años se utilizó como sepulcro para depositar muertos, por lo que se han hallado una docena de restos humanos. La naturaleza de estos hallazgos ha situado a la cueva de Askondo como el tercer conjunto artístico más importante del paleolítico de Bizkaia.

Marta Bravo y Conchi Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada