Buscar este blog

jueves, 18 de julio de 2013

Nuevos adornos neandertales en Grotta Fumane (Italia)

Ya los años ´80 el prehistoriador Vega Toscano, describía el uso de colorantes por los neandertales en las cuevas del sureste de España.   Posteriormente estudios más recientes en el sureste de Península Ibérica,  de investigadores como Zilhao en Cueva Antón y Cueva de los Aviones y del equipo de Finlayson en las cuevas de Gibraltar seguían mostrando hallazgos que venían a engrosar las manifestaciones simbólicas neandertales. Esta vez, es en el yacimiento de Fumane (Italia) en el que ya se había documentado el adorno con plumas donde aparecen nuevas evidencias musterienses asociadas a neandertales como las que les mostramos a continuación:

“Paleontólogos procedentes de Italia, Francia y Noruega, han informado del descubrimiento de un nuevo objeto de adorno neandertal en la revista Public Library of Science (PLoS ONE).
Los científicos dieron a conocer el hallazgo de un fragmento de concha marina fósil del Mioceno-Plioceno, Aspa marginata, en un nivel musteriense de Fumane, en el norte de Italia, la cual data entre 48.000 y 45.000 años.


Concha fragmentada de Aspa marginata  (a) hallada en la unidad estratigráfica A9 Musteriense de la Cueva Fumane

El análisis microscópico de la superficie de la concha identificó grupos de estrías en el labio interno, lo que indica manipulación física mediante una herramienta neandertal. Estos objetos se consideran realizados por los neandertales. La superficie exterior de la concha estaba cubierta por un pigmento que se identificó, mediante dispersión de rayos-X y espectroscopia Raman, como hematita pura (ocre rojo). El ocre rojo ha sido verificado en otros yacimientos neandertales como un pigmento decorativo para objetos y prendas de vestir.

Los investigadores han propuesto como hipótesis que esta concha fue transportada a propósito desde su ubicación original, intencionalmente coloreada con pigmento rojo y usada como adorno por los neandertales. El colgante, muy probablemente, estaba suspendido por una cuerda o cordón.
Esta es una de las pocas piezas conocidas de adorno neandertal que ha podido ser verificada en su datación, ubicada en un hábitat neandertal conocido y sometida a análisis físicos. Dicho objeto se remonta a mucho antes de cualquier entrada del hombre moderno en Europa procedente de África”.



Conchi Torres y Marta Bravo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario